lunes, 14 de noviembre de 2011

Sustento teórico que avala plan de acción.

En primera instancia, el plan de acción que se muestra en mi blog, hace referencia a un instrumento que utiliza la Universidad del Pacífico, llamado “Tareas del desarrollo”. Éste se puede definir como un instrumento que ayuda a organizar y constatar diversas acciones que debe realizar el niño en las edades de 0-3 años aproximadamente, no quiere decir que el niño (a) tenga que realizar dichas acciones, sino más bien es una guía para entender el desarrollo real y potencial de nuestros niños. A su vez,  se pueden evidenciar diversas áreas del pensamiento, ya sean: Cognitivas, Motriz, Social, entre otras.
En el plan de acción propiamente tal, a modo general se hace alusión a diversas etapas del desarrollo.
E
n primera instancia, cabemos recordar, los primeros años de vida son cruciales para el desarrollo cognitivo, afectivo y motor en el niño, ya que es en éste periodo donde se producen las mayores conexiones sinápticas en el cerebro, es por esta razón que, él requiere de experiencias significativas para así formar una mayor conexión cerebral donde utilizará todos los sentidos, éste enriquecimiento sensorial traerá múltiples beneficios, ya sea en la actividad motora, orientación espacial, adaptación al entorno enriquecido.
En relación al desplazamiento y manipulación en los primeros años, son cruciales para el desarrollo motriz, por lo que, se deben generar experiencias de aprendizajes que generen espacios amplios con materiales y objetos que ayuden a desarrollar a cabalidad dichas áreas, como por ejemplo: Trepadoras, realizar circuitos motrices, saltarines, juegos de persecución. Todo recurso que se encuentre en el ambiente exterior o interior puede servir de utilidad para ejercer un mayor equilibrio y adaptación al medio natural.
En tanto, las áreas de lenguaje, los niños (as) disfrutan hablando, recordemos que a ésta edad existe una explosión en el vocabulario, es por esta razón que, la educadora debe incrementar variados recursos que ayuden a potenciar dicha área, como por ejemplo: Contar cuentos, dramatizaciones, juegos de roles, utilizar revistas, diarios, títeres, exposiciones dialogadas, música, entre otros. Los niños a los 3 años aproximadamente disfrutan recreando situaciones, por tanto se encuentra establecido el juego simbólico.
Así también, la educadora debe desarrollar instancias donde los niños puedan compartir con sus pares y entorno, ya sea, utilizando el ambiente exterior como interior.

Bibliografía:

·         Hohmann M, Weikart D, (1999) La educación de los niños pequeños en acción, (Primera edición): México, editorial Trillas.
·         Gassó A. (2004). “La educación Infantil, métodos, técnicas y organización”. España, editorial Ceac.

martes, 11 de octubre de 2011

Planificación Septiembre: Ciencias: Germinación de un poroto.

Alumna en práctica: Macarena de la Fuente.
-          Nivel: Medio Menor
Fecha:   09-09     
Objetivo general

Descubrir y conocer activamente el medio natural, desarrollando actitudes de curiosidad, respeto y de permanente interés por aprender, adquiriendo habilidades que permitan ampliar su conocimiento y comprensión acerca de los seres vivos.
Situación que reúne al grupo
Nombre del taller: Germinación del poroto.
Ámbito de aprendizaje
Relación con el medio natural y cultural
Núcleo de aprendizaje
Seres vivos y su entorno
Ejes de aprendizaje
Descubrimiento del mundo natural
Propósitos a potenciar
·          Habilidad para expresarse verbalmente utilizando estructuras gramaticales más complejas

Aprendizajes esperados/Logros de aprendizaje a potenciar
-Manifiesta curiosidad por obtener información sobre los nuevos elementos y fenómenos que percibe en seres vivos y la naturaleza.
Explora su entorno: observando, formulando sencillas preguntas y experimentando con objetos y materiales para descubrir algunos de sus atributos.

                                                                                                 Experiencia de aprendizaje                              


Recursos
Desarrollar las 3 fases:

Ambientación: Se preparará la sala con 3 grupos de trabajo, donde la educadora tendrá a su disposición los materiales con los cuales se trabajará y el modelo a trabajar.


Inicio: La educadora se reúne con el grupo curso, donde da a conocer la técnica que van a utilizar, luego aparece la comunicación interactiva con ellos. A medida que se van presentando los materiales van surgiendo preguntas tales como: ¿Lo conoces?, ¿Para qué sirve?, ¿Cómo se llama esto?, ¿De qué color es?, ¿Qué podemos hacer con esto? ¿Lo has visto antes?, ¿En qué lugar lo podemos ver? Entre otras que irán surgiendo al momento de realizar la experiencia.

Desarrollo: La educadora reparte el material e invita a los niños a explorar de manera libre. Luego se explican las instrucciones y/o pasos los cuales serán:
1. Entregar vasos plásticos.
2. Entrega algodón.
3. Echar agua.
4. Esperar a que se crezca.

Cierre: La experiencia culmina luego de 1 semana para ver el crecimiento del poroto, en ésta instancia la educadora invitará a los niños a que muestren sus experimentos para que vayan comentando acerca de la experiencia realizada, aprovechará esta instancia para que los niños puedan hacer una reflexión y una metacognición, donde podrá ir realizando preguntas tales como: ¿Qué hicimos?, Con qué materiales trabajamos?, ¿Qué creció?, ¿Cómo la vamos a cuidar?, ¿Qué necesita para que siga creciendo? entre otras.

-          Vaso plástico.
-          Algodón
-          Agua
-          Legumbres (poroto)
-          Evaluación: Registro anecdótico.

Mes Septiembre: Ciencias



video video video

viernes, 15 de julio de 2011

Propuesta de modificación de la decoración pedagógica.

En relación a la decoración del aula es de vital importancia que todo lo que se encuentre tenga un fin pedagógico, por lo que, prevalece la calidad antes que la cantidad, por lo que, se recomienda no exceder de estímulos visuales. 
Por lo tanto, debe evitarse los excesos de estímulos que pueden convertirse principalmente en los primeros años de vida en stress y dispersión.


A partir de las áreas de trabajo es esencial que, se encuentren bien estructuradas donde los materiales y objetos que se utilicen en dichas áreas deben potenciar las capacidades y habilidades de todos nuestros niños.
En relación al área de las matemáticas se debe promover a que los niños se integren al mundo de los números en forma paulatina, por lo que, se puede trabajar con bandejas con sémola y números de lija para que de ésta manera los niños vayan conociendo la forma de los números, también se puede utilizar en el área de lenguaje, distintivos para que los niños vayan conociendo las letras y así puedan trabajar con materiales concretos donde se irán insertando en la iniciación a la lectura. 

A su vez, ésto se puede ir fortaleciendo con materiales que se encuentren pegados en las murallas de la sala, lo cual, deben ser llamativos, creativos y óptimos a la edad de los niños. 
Por otro lado, deben existir espacios donde los niños puedan expresarse de manera libre, siendo participes activos dentro de su proceso e enseñanza/aprendizaje.